Oferta

  • Ver noticia original

ANOMALÍAS EN LOS NEUMÁTICOS

Hay varias zonas de desgaste desequilibrado en la banda de rodadura que pueden provocar que necesitemos sustituir el neumático. Si identificas alguna en los tuyos no dudes en pasar por el taller para solucionarlo. Es de vital importancia!
ZONAS DE DESGASTE

Uniforme, pero por zonas: puede ser causado porque las ruedas estén muy desequilibradas, que hayamos bloqueado las ruedas en una frenada muy fuerte, que los tornillos de las ruedas no hayan sido apretados correctamente o que tengamos un problemas de ovalamiento en los frenos, que provoque que al frenar las ruedas se desgaste de formas desequilibrada.

En uno de las lados del neumáticos: Esto puede ser producido porque la inclinación de los montantes o el desgaste de algún elemento (como los silentblocks) hagan que las ruedas no apoyen en toda la banda de rodadura. Cambien esto es producido porque no este en buen estado el paralelo.

Zona central del neumático: Sucede cuando la presión de los neumáticos es excesiva en comparación con la carga que lleva.

En progresión de un lado a otro de la banda de rodadura: sucede porque la inclinación de la rueda sea errónea y su causa puede ser por los montantes.

Ambos bordes del neumático: suele pasar cuando la presión de los neumáticos es insuficiente.

Escalones: cuando hay un exceso en el juego de las rótulas, rodamientos, bujes, ...

Lados de forma alternativa: sucede cuando las ruedas están desequilibradas bien por un juego excesivo del buje bien por los tirantes o brazos de la suspensión, entre otros.



OTRAS ANOMALÍAS



Grietas: Suele pasar cuando el neumático sobrepasa los 5 años (caduca y se considera que es viejo), por una presión insuficiente, por la exposición prolongada a los rayos del sol o contacto con líquidos como la gasolina, aceite, líquido de freno, etc.

Desgarro en la banda de rodadura: Lo provoca si se rueda mucho tiempo con exceso de carga, llevar una velocidad elevada para esos neumáticos, aceleraciones bruscas o llevar una presión insuficiente en los neumáticos.

Desgarro en los flancos del neumático: Por golpear el neumático contra las aceras o colocar las cadenas de forma inadecuada.

Cortes o desgastes por toda la circunferencia del neumático: sucede por el rozamiento del neumático con algún elemento de la carrocería o haber pasado por encima de algún elemento cortante.

Perforación o rotura de la carcasa: suele ser condicionado por rodar con una presión muy baja, usar los neumáticos con sobrecarga o por golpearse con objetos rígidos.

Sigue más noticias de interés y ofertas en nuestras redes sociales  http://www.facebook.com/www.talleresautocenter.es y https://twitter.com/Autocenter20
Ver todo
Share